Crossfit: el deporte del fitness que cambiará tu vida

¿Alguna vez te has preguntado por qué el deporte del fitness es el rey? ¿Cómo descubrir a un Crossfitter?

Desde el año 2000, el CrossFit y sus atletas han redefinido lo que significa estar en forma. ¿Nunca habías saltado un cajón antes?

Aquí hay 5 razones para abandonar tu régimen de tres veces por semana y pasarte al CrossFit.

1. Con el CrossFit se obtienen resultados

Después de que el CrossFit alcanzara el estatus de culto, el Departamento de Ciencias Humanas de la Universidad Estatal de Ohio se propuso cuantificar los supuestos beneficios del CrossFit.

Analizaron los niveles de aptitud aeróbica y la composición corporal tras un programa de entrenamiento CrossFit de 10 semanas. Sus resultados mostraron “mejorías significativas” en el VO2 max en los varones y una disminución del porcentaje de grasa.

Después de que el programa había terminado, los CrossFitters tenían menos grasa, más músculo y mayor VO2 máximo, lo que significa que podían entrenar a máxima intensidad durante mucho más tiempo que antes de que el estudio comenzara.

Ya sea que estés buscando aumentar el volumen o quemar grasa, no hay necesidad de elegir: una WOD (WOD (de “Workout Of the Day” [trabajo del día]) significa combinaciones de ejercicios que se propone para cada día), puede darte lo mejor de ambos.

2. Cambia tu entrenamiento

Otro beneficio es tener un programa en constante evolución. Cambiar el entrenamiento para mantener tu cuerpo adivinando se llama Entrenamiento del Caos, y funciona – es también lo que Chris Hemsworth logró para su papel en el film Thor.

El Journal of Strength and Conditioning está de acuerdo. Descubrió que los programas de entrenamiento cambiantes son más eficientes que los programas estáticos normales y producen ganancias de fuerza para individuos físicamente activos. Es por eso que tienes que cambiar las rutinas para tener éxito – cambia tu sesión habitual espalda por una de escalada en roca o por natación. O un WOD.

3. El CrossFit fomenta la dedicación

Hay un viejo chiste en la comunidad fitness. “¿Cómo ves a un Crossfitter? No te preocupes, te lo dirán.” Hay un grano de verdad en eso: hay una razón por la que la comunidad tiene una devoción tan feroz a su oficio.

“‘Obsesionado’ tiende a ser una palabra negativa”, nos dice el atleta de CrossFit Jordan Wallace. “Dedicado es mejor. Pero te obsesionas. Me encanta el entrenamiento. Y el aspecto comunitario de todo esto. Quiero probarme a mí mismo que soy lo suficientemente bueno “.

4. El CrossFit rompe récords

El CrossFit genera un deseo de ser el mejor. En febrero de 2017, un total de 44 récords Guinness se establecieron en un período de 24 horas en cuatro ciudades diferentes de todo el mundo.

Los atletas se reunieron en Sydney, Londres, Nueva York y Los Ángeles el 1 de febrero para intentar batir docenas de récords de aptitud física. ¿La mayor cantidad de pistol squats (sentadilla con una sola pierna mientras la otra se estira hacia adelante) en un minuto? Ben Garard, con 49. ¿La mayor cantidad de flexiones de brazos en posición de vertical en un minuto? Rachel Martínez, con 12.

5. El CrossFit crea una comunidad

Los entrenamientos diarios y los retos amistosos con los mismos rostros tienen un marcado efecto en las personas, en una sociedad donde cada vez es más difícil hacer amigos como adulto.

“La camaradería entre nuestros miembros es fantástica, algo que no se vería tanto en un gimnasio convencional”, dice Tom Parker, entrenador jefe de Reebok CrossFit Reading. “La persona que termina última recibe la mayor ovación”.

Por tanto, siempre es mejor trabajar con amigos.

 

Fuente: fitnesskit.com

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas